Published On: dom, Mar 30th, 2014

Magaly Solier: “Siempre voy a decir lo que pienso y siento”

magalysoulierDe su primera incursión en el cine mucha agua ha corrido bajo el puente en la vida de Magaly Solier. Ha recorrido diversos caminos que la han llevado a experimentar en el cine internacional y en la música de una manera singular; y en lo personal hoy disfruta de su maternidad de una manera conmovedora.

Hoy, luego de culminar un rodaje internacional, presenta un concierto íntimo, donde el huayno será el protagonista este dos de abril en la Alianza Francesa de Miraflores.
 
-Qué buscas entregar en este concierto
-Estoy al rescate de los huaynos que se han ido perdiendo con el tiempo. Canciones que tienen 70 u 80 años. Quiero que esta generación escuche lo que es identidad peruana. No quiero que se pierda el quechua o el muchik como se han perdido tantos momentos de nuestra cultura.
-Es tu forma de reforzar la identidad y vivir el país desde otra óptica
-Creo que es aprender a valorar lo que tenemos porque eso es el Perú. No lo queremos como decimos que lo amamos porque si fuera así lo tendríamos en cuenta y otra sería la realidad.
-Hoy vives una etapa de mamá a tiempo completo
-Ser mamá es otra cosa, es algo único. Es un amor que no lo puedes describir hasta que tú seas madre. Hoy lo entiendo y valoro más a mi mamá, la amo más, la adoro. Y sé recién lo difícil que es esta tarea.
-Ser madre es asumir un compromiso muy fuerte
-Es mucha responsabilidad. Es el miedo a que le pase algo. Pero sabes, es un miedo distinto a los miedos que antes pude haber sentido. Es un temor distinto al que tienes, por ejemplo, hacia tu trabajo; en mi caso tengo miedo en la música.
-Y ¿cómo lo dominas?
-Expresándolos. Los sentimientos solo se pueden canalizar a través del arte. Si quiero decir algo lo hago a través de las canciones.
-Tú eres una de las artistas que ha experimentado en diversas plataformas
-Y para mí es un trabajo de mucho esfuerzo, de pérdidas de sueño, pero siempre lo he hecho pensando que lo que haga debo hacerlo bien. Que todo salga limpio, con un buen mensaje y pensando en el futuro.
-¿Cómo quieres que tu hijo te perciba?
-Quiero que mi hijo vea una madre luchadora en estos temas del racismo, identidad y de respeto a las mujeres; contra la violencia; denunciándola. Y no es que me sienta la mejor, no soy una mujer perfecta, tengo muchos errores… aunque este año tengo más virtudes (ríe)
-Tú has luchado activamente contra el racismo
-El racismo es bien complicado desaparecerlo.  Siempre va a estar ahí. Lamentablemente no todos pensamos de la misma manera. Hay personas que tratan de aprender y dejarlo de lado, pero hay otros que no quieren ni les interesa erradicarlo.
-¿Siempre has puesto la voz en alto?
-Yo siempre voy a decir lo que pienso y lo que siento porque sino haces eso mejor no estés aquí. La función de cada peruano debería ser decir  lo que siente y solo así vamos a poder combatir el racismo. Y a la violencia solo la erradicaremos denunciándola; diciendo “ya no lo va a volver a hacer”… es vivir en la mentira porque volverá a pasar.
-Acabas de culminar el rodaje de Magallanes, fue un rodaje exigente
-He dejado todo, hasta mi última gota de fuerza. Imagínate después del rodaje, como todo baja, empiezas a relajarte y a mí me tuvieron que hospitalizar. Llegas a un momento que el cuerpo ya no da más. El cuerpo ya no quiere. Se desvanece y dice hasta aquí no más:  “me voy a dormir”. Y es que apenas terminé el rodaje me metí a otro trabajo y pasó esto. Ahora los médicos me recomendaron que haga una pausa y que me relaje y por eso voy a hacer un concierto.
-Y es que la música es parte de tu vida
-Tengo un espacio para componer, para salir a la piscina que está muy cerca de mi casa, para estar con mi hijo. Tengo tiempo para todo, simplemente hay que ponerlo en agenda.
-Esa es la vida que querías para ti
-No, pero te tienes que adaptar. Somos seres humanos que podemos adaptarnos a cualquier cosa, solo es cuestión de querer porque, si es así, las cosas te van a salir bien, pero si te paras quejando…
-Ese pesimismo parece a veces institucionalizado
-Hay que ser siempre positivos, si dices quiero esto, entonces tú misma te dices puedo por este lado. Y hay que saber pedir ayuda. No hay que ser orgullosos. Hay que saber recibir, pero también dar.
-Y en ese interín te fuiste a Marruecos  con tu bebé
-Sí, por ejemplo ahí, me tomó prepararme en el idioma siete meses para poder rodar en ese idioma e interpretar a una mujer marroquí. Solo hay que saber escuchar, investigar y convivir con esas personas; es dejarse llevar.
-Encontraste coincidencias
-Los peruanos son bien cariñosos y en Marruecos practican mucho la hermandad. Ellos te invitan a pasar a sus casas sin conocerte. Te invitan un yogurt, dátiles o un vaso de leche.
-Y tuviste la dicha de trabajar con tu hijo en el rodaje
-Sí, ya los veía a todos cargando al bebé. Cuando lo maquillaban y vestían como el personaje era algo rico.
-Sientes que te  va a seguir los pasos
-El toca piano y la guitarra ya la está rasgando. Yo lo dejo que descubra todo porque tiene que ser despierto, tiene que aprender a valorarse y ser curioso.
-Le cantas al bebe
-Me las invento en el momento. Siempre canciones en quechua porque yo le hablo en quechua todo el tiempo.
-Cuidas mucho a tu familia
-Mi esposo, mi hijo y yo siempre estamos de la mano. Una familia es importante y para mi bebé el vernos juntos le da estabilidad, le da amor. Veo en  él la felicidad completa.

About the Author

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.