Published On: Sáb, Sep 23rd, 2017

Madrid: ¿»Morirá» este domingo el Concejo de Consulta del Consulado de Perú?

(Paul Monzón).- Este domingo 24 de septiembre se elegirá -o se intentará, que no es lo mismo, en la sede del Consulado del Perú en Madrid, a los representantes del Concejo de Consulta de esta legación diplomática que -ojo- no constituye un órgano del Estado Peruano ni de la Oficina Consular, y que tampoco conlleva la representación oficial de éstos para actuar ante las autoridades locales o terceros ni efectuar gestiones en su nombre. Hasta la fecha se han presentado NUEVE pre-candidatos (Ver nota).

DE MAL EN PEOR…

El 10 de septiembre del año pasado durante la presentación de los pre-candidatos al Concejo de Consulta del Consulado del Perú en Madrid, la imagen que dieron algunos de ellos fue deprimente. Y es que no hay peor cosa que presentarse a un cargo y «lloriquear» de pesimismo de si irán o no compatriotas a votar.

Aquella tarde el clamor de los candidatos era casi general. “No llegaremos a la suma de 1300 votos”, número mínimo de votos que se requiere para poder ser elegidos. Si no tenían fe en sí mismos, lo mejor hubiera sido no presentarse.

Y es que la cosa tenía -y tiene- tela: el año 2015 se exigía el 1% de votos de los peruanos empadronados en Madrid. Pero desde el año pasado se exige el doble.  Y pasó lo que pasó. Para esta jornada electoral el panorama que se presenta augura un batacazo descomunal, tan jodido como escalar el Everest con chanclas y a lo loco.

Y CON EXIGENCIAS…

Para empezar, hace dos años, algunos peruanos que se identificaron como «Activistas»  tras la jornada electoral le pidieron al entonces Cónsul D. Arturo Chipoco,  que se aceptara esa tarde el número de votos emitidos para que de una puñetera vez hubiera un Concejo de Consulta, y claro, esta sui generis exigencia cayó en saco roto. Surrealista.

Lo que no saben estos señores es que la ley no se puede cambiar de un día para otro, todo para que fulano o mengano pueda, sí o sí, ser elegido. Y es que la cosa no tiene por qué ser como antes…como cuando alguno que otro llegaba al Consulado del Perú en Madrid, votaba y se elegía a sí mismo. Eso lo he visto yo.

Pero claro, ahora las reglas del juego han cambiado, y como que la cosa no gustó. Vamos a ver:

El año 2014 sólo se presentaron SEIS candidatos, cuando se requerían NUEVE. Y lo que es peor: sólo 16 personas se dignaron a votar de las decenas de miles que hay en Madrid y alrededores.

El 2015 votaron 137 personas, un número muy lejos de la cantidad mínima exigida que era entonces de 659 votos, por lo cual tras la jornada –si se puede llamar así- el anterior Cónsul General, D. Arturo Chipoco, lo declaró desierto. Otro año sin Concejo.

Y yo me pregunto, y no es a manera de chanza: ¿Si no han podido convocar el año pasado al número suficiente de votantes, cómo van a hacer ahora que se requiere el doble de votos?

Pero claro, mientras hay vida, hay esperanza.

El año pasado algunos pre-candidatos pertenecían de alguna u otra manera a partidos políticos peruanos, incluso algunos estaban vinculados a PODEMOS de España. También los había noveles, o desconocidos para la colonia inca en Madrid.

Pero todos coincidían en que tenía que haber mejoras en el Consulado, que tendrían que aprobarse leyes que protegieran al ciudadano peruano residente en España, y cómo no: exigían la reducción del precio del nuevo pasaporte biométrico que consideraban excesivo  -Y ES EXCESIVO- más aún cuando la crisis económica ha mermado su poder adquisitivo.

LA ELECCIÓN DEL CONCEJO DE CONSULTA DEL 2016 NAUFRAGÓ ESTREPITOSAMENTE… 

Tal como reseñamos al inicio de este artículo, el sábado 10 de septiembre del 2016 se presentaron 10 pre-candidatos para ser Miembros del Concejo de Consulta del Consulado del Perú en Madrid. Pero el día de las elecciones, una semana después, el número aumentó a 15.

Y sucedió -cual Ley de Murphy- lo que tenía que tenía visos de suceder: Al final de la jornada electoral no se superó la cifra de 1300 votos necesarios para poder constituir este órgano consultivo. Tan sólo se acercaron al local el Consulado del Perú en Madrid 225 personas quienes votaron a sus candidatos preferidos.

A pesar de que el Consulado del Perú envió miles de miles de correos electrónicos –como ahora– convocando a los residentes peruanos en Madrid, los resultados de estos tres últimos años, demuestran que no hay interés alguno en la colonia peruana por votar por ciudadanos a los cuales no conocen.

Muchos achacan erróneamente que es culpa del Consulado; otros que se debería hacer campaña por radio, televisión y prensa escrita-online. Y pienso que es una chorrada exigir eso. Sería un gasto millonario. Más aún cuando se trata de la televisión.

SIN PENA, NI GLORIA…

La última década sólo un Concejo de Consulta consiguió un logro muy importante y fue que se aprobara la Apostilla de La Haya.

Los sucesivos Concejos, salvo algunos que organizaron chocolatadas y entrega de regalos a los niños peruanos en Navidad o Reyes, han pasado sin pena ni gloria. Mejor dicho: con más pena que gloria, peleándose ente ellos mismos, o formando grupillos, según la tendencia política.

Seamos serios, para organizar «chocolatadas», entrega de regalos, panetón, o fiestas, no hace falta un Concejo de Consulta.

El cachondeo de ir a votar diez personas,y elegirse entre ellos mismos, se acabó, eso no tenía ni pies ni cabeza. Era una vergüenza.

Hay peruanos que tienen muchas y buenas ideas, y ganas de cristalizarlas en pro del colectivo patrio, pero mientras no sean capaces de cumplir con la ley, ya pueden ir montando sus ONG, u asociaciones para ayudar a los compatriotas.

Aquí han habido decenas de asociaciones y ONGs que decían que ayudaban a peruanos, y lo único que han buscado (no todas) eran las subvenciones para vivir del cuento.

Todavía queda fresco en la memoria de muchos cierta «federación» que recibió más de cien mil euros de la Comunidad de Madrid y no hizo nada importante por los peruanos. Bueno….miento: sí, hicieron fiestas y pelearse entre ellos por ser los jefes, figuretear y malgastar el dinero.

¿Y así se preguntan por qué los peruanos no van a votar?.

No van porque no tienen confianza. Ya el Consulado podría anunciar a los señoritos por radio, televisión y Via Satétile que igual no va nadie. Eso es lo que ha pasado. Y buscar culpables en este momento es de cínicos.

Una pena por los que sí quieren hacer algo por su gente. De esos, muy pocos.

CONCLUSIÓN

Viendo el panorama reinante y a menos que la cosa cambie radicalmente, me parece una perdida de dinero organizar toda este esperpento. Esa suma podría utilizarse en cosas productivas para el bien de la colonia peruana en Madrid.

Este patochada ya parece un bucle que se repite año tras año sin llegar a nada concreto.

Aún así iré el próximo domingo a cubrir información.

 

 

About the Author