Published On: jue, Ago 18th, 2016

La maldición del “Oscar” o la mala suerte que acompaña a sus ganadores

oscarGanar un premio de la Academia puede significar para un actor la máxima consolidación de una trayectoria exitosa o la ansiada ayuda para el despegue de una joven promesa en el cine. Contradictoriamente, para un grupo de intérpretes que lograron alzarse con el codiciado trofeo, el reconocimiento solo trajo malas elecciones de papeles y, en el peor de los casos, el olvido del público.

Estas historias son parte de “la maldición del Oscar“, según el ex presidente de la Asociación de Críticos Cinematográficos de Los Ángeles, Leonard Maltin.

RULETA RUSA. Aunque no existe un patrón determinado, este mal de ojo se manifiesta en intérpretes desconocidos, algunos con cualidades histriónicas prometedoras, que obtienen la estatuilla dorada por un papel tal vez meritorio y, en lugar de subir, van directo al fracaso.

EL SÍNDROME DE F. MURRAY ABRAHAM. El mito comenzó con él. F. Murray Abraham, un actor secundario que creyó encontrar la gran oportunidad al encarnar a Antonio Salieri, un personaje de la aplaudida cinta “Amadeus”, por el cual ganó el Oscar en 1985. Murray Abraham, quien se volvió egocéntrico e incapaz de soportar críticas, se encasilló en un tipo de papeles y quedó confinado al teatro.

A continuación, esta es la lista negra:

Adrien Brody (“El pianista”). Aunque es el más joven en ganar el trofeo a mejor actor, no ha vuelto a destacar.

Jennifer Hudson (“Soñadoras”). Un año después, asesinaron a sus familiares y su carrera se apagó.

Roberto Benigni (“La vida es bella”). Estuvo en malas cintas y ganó un Razzie al peor actor.

Cuba Gooding Jr. (“Jerry Maguire”). No ha logrado reaparecer en Hollywood.

LOS DATOS

– Gwyneth Paltrow, actriz estadounidense que alcanzó este trofeo por “Shakespeare enamorado”, se ha quejado de que ganar el premio le trajo problemas personales y profesionales.

– Sobre cómo afecta el supuesto embrujo en las actrices, las relaciones sentimentales de estas estrellas acaban en mediáticas separaciones.

Revista Pandora

About the Author

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.