Published On: Vie, Sep 30th, 2016

Justicia peruana reconoce que dictadura de Fujimori usó horno para quemar a detenidos

auschwitz-hornoscrematorios

(Paul Monzón).- Hace unos años visité el tristemente célebre Campo de Concentración Nazi de Auschwitz, ubicado a 70 kilómetros de Cracovia, Polonia. 
En esta mega-prisión, en cuya entrada colgaba un cartel (y sigue estando allí) con la frase impresa “Arbeit macht frei” (el trabajo os hará libres) fueron confinados en condiciones infrahumanas cientos de miles de judíos quienes, tras ser cruelmente asesinados, eran posteriormente incinerados en hornos crematorios por órdenes de Adolfo Hitler, caudillo de la Alemania Nazi de entonces.
Imagino que nadie, en su sano juicio, puede quedar indiferente tras visitar este campo de exterminio donde décadas atrás sus cimientos fueran mudos testigos del más atroz genocidio que haya conocido la humanidad.
 

Auschwitz es el símbolo de hasta dónde puede llegar la degradación humana

 
HORNOS CREMATORIOS EN PERÚ
La noticia cayó como una bomba en la sociedad peruana. Y no era para menos. La Justicia del país andino revelaba con pelos y señales que en la época del no menos célebre dictador peruano, Alberto Fujimori, actualmente preso, también se realizaban estas prácticas nazis, aunque a escala menor. Nadie en Perú podría haber imaginado este execrable hecho ni en sus peores pesadillas, hasta que la realidad superó a la ficción.
La noticia que hoy ocupa las portadas de los periódicos de medio mundo reza así:
“La justicia peruana reconoció por primera vez que durante el gobierno de Alberto Fujimori se usó un horno para quemar los restos de al menos tres detenidos.
Según la sentencia los estudiantes universitarios Martín Roca y Kenneth Anzualdo, junto con el profesor Justiniano Navarro fueron detenidos y llevados en 1993 a una cárcel clandestina ubicada en los sótanos del cuartel general del ejército donde fueron torturados y quemados en un horno que, según los peritos forenses, alcanzaba los 1.000 grados centí¬grados.
Los magistrados Aldo Figueroa, Robinson Lozada y Liliana Plascencia indicaron además en su fallo que el entonces asesor presidencial Vladimiro Montesinos usó su condición de jefe de facto del servicio de inteligencia para aplicar una polí¬tica de lucha contra la subversión que incluí¬a interrogatorios ilegales de sospechosos”
Este hecho infame no puede quedar impune. Si Alberto Fujimori y su ex socio, Vladimiro Montesinos son culpables, también tiene que haber una larga lista de personas que participaron en la cremación de estos tres detenidos. Y eso es lo que se sabe hasta ahora, aunque podría ser sólo la punta del iceberg.
Foto: Paul Monzón. Horno crematorio (Auschwitz).

 

About the Author

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.