Published On: mié, Abr 24th, 2019

Jorge Barata : «Alan García NUNCA me pidió dinero para la campaña del 2006»

Los enemigos acérrimos del ex presidente se han quedado con los crespos hechos

Ciertos personajes esperaban como agua de mayo que Jorge Barata, ex representante de Odebrecht, cantara «La Traviata» inculpando a Alan García de haber haber recibido dinero por parte de la constructora brasileña. Pero, mira por dónde, Barata negó que el vilipendiado dos veces presidente de Perú, le haya pedido dinero alguno.

Ahora qué dirán los fiscales «Torquemadas» y el equipo de periodistas de investigación, que cuales «perros de presa» han perseguido falaces rastros incriminatorios contra el extinto líder del APRA.

Llevan 30 años acusando al ex presidente por mil y una fechoría que nunca han probado. Interrogarán a Barata mil veces más para arrancarle alguna frase, quizá un susurro, que pueda incriminar a García. Y si pudieran «torturarlo» para que «confiese», probablemente lo harían.

Lo cierto es que la tan ansiada frase que esperaban escuchar no se ha dado. De la boca del ex representante de Odebrecht no ha salido palabra alguna.

Barata ha cantado, ha puesto verdes a ex presidentes, incluso a la ex alcaldesa de Lima, Susana Villarán a la cual asegura que le dieron TRES MILLONES DE DÓLARES. Poca cosa.

A Alva Castro, se le untó con 200 mil. Y si es cierto, debe ser juzgado.

Alan García no está vivo, pero desde el más allá les ha metido un gol de media cancha a los fiscales, al mismísimo presidente de Perú Martín Vizcarra y toda su corte de siniestros ayayeros, oportunistas que avivan -ansiosos del poder- la llama de esta hoguera inquisitorial que han emprendido en contra de otros. Ya les llegará a ellos también. Tiempo al tiempo, que no son mejores.

Se ha probado que Odebrecht ha untado a un sin número de mandatarios latinoamericanos. Se sabe que ha habido connivencia mafiosa con la constructora brasileña. Y si esto es cierto, ¿porqué coño siguen haciendo y firmando nuevos contratos con Odebrecht?. ¿Qué ocurre que no nos cuentan?, ¿es que a los de Odebrecht se les ha aparecido la virgen y ahora son muy buenos?

La probable operación «Poder eterno» (por llamarle de alguna manera) , de quitarse -sea como sea- a los futuros contrincantes políticos en unas próximas elecciones generales les ha salido de puta madre. Ya no están Keiko Fujimori, Ollanta Humala, PPK, y Alejandro Toledo, que se fugó y al cual no lo extraditan ni con ayuda de Melchorita. Y Alan García, (en el más allá), era quizá el único que podría haberles hecho sombra.

Tras leer este post, saldrán de debajo las piedras muchos tontos a vomitar: «Escribe eso porque es aprista». No, no soy aprista, ni simpatizo. Pero a las cosas hay que llamarlas como son.

Da la impresión de que en Perú hubiera una operación de acoso y derribo (para afianzarse en el poder) que, cual boomerang, podría revertirse contra sus verdugos. Tiempo al tiempo.

No estoy diciendo que no debe haber lucha contra la corrupción, sino que es demasiada casualidad que caigan todos, menos el gobierno. Aquí nadie se salva.

About the Author

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.