Published On: Mar, Feb 4th, 2014

El buenismo político

martinHace una semana, mientras escribía que el problema con Chile es la forma en que ellos entienden el verbo «implementar», las focas que aplauden los fallos antes de conocerlos intentaron vender a la opinión pública un «buenismo» que nada tiene que ver con la realidad. Un sector poderoso en Chile cree en Portales. Nosotros pedimos Salomón y Salomón hemos recibido.

El 10 de setiembre de 1836, Diego Portales, el organizador de la república chilena, escribió una carta a Manuel Blanco Encalada, comandante en jefe de las fuerzas que pondrían fin a la Confederación Perú-Boliviana. Estas frases condensan un pensamiento geopolítico que pervive en el Sur: «La posición de Chile frente a la Confederación es insostenible […] Unidos estos dos Estados, serán siempre más que Chile […] La Confederación debe desaparecer para siempre jamás del escenario de América […] debemos dominar para siempre en el Pacífico: ésta debe ser su máxima ahora y ojalá fuera la de Chile para siempre».

Las palomas buenistas que aplauden como focas los fallos antes de conocerlos son incapaces de percibir que la política es la ciencia de la realidad y que Chile es un aliado pero también un competidor. El octogenario Frei quiere poner «firmes» a sus compatriotas y tiene más consciencia histórica que nuestros pichones caviares. Si queremos paz, primero hay que exigir el cumplimiento de los fallos con dignidad. El resto es buenismo insensato o peligrosa indiferencia. Y esas son las causas de todas las derrotas que el Perú ha tenido que soportar.

P.S. Te preguntan, Rosa María: «¿A quién creer?». Tú respondes, criatura vanidosa: «A mí, humildemente». Falso valor.

About the Author

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.