Published On: Vie, Dic 11th, 2015

César Hildebrandt: «Es mejor el cianuro que pensar en César Acuña como presidente»

hildebrandt2(Lamula.pe).-Desde que se anunció que Marco Aurelio Denegri tendría como invitado a César Hildebrandt en su programa La función de la palabra, muchos peruanos mostraron su satisfacción por la posibilidad de ver en pantalla a dos personalidades que se caracterizan por sus agudos análisis de la realidad peruana y, sobre todo, por su irrenunciable vocación por decir lo que piensan, aún cuando después puedan lloverles miles de críticas.

Como un adelanto de esta conversación que fue grabada este martes- y que será transmitida el próximo miércoles a las 10:00 p.m. por TV Perú– el director de Hildebrandt en sus trece escribió, en su columna de esta semana, sobre este encuentro. El resultado fue una interesante reflexión sobre el suicidio, la lectura y la política nacional. Compartimos algunos extractos.

El PESIMISMO Y EL SUICIDIO

«Denegri es un pesimista nato y sus teorías sobre la involución mundial de la inteligencia humana están sostenidas en algunos estudios académicos. El problema de los pesimistas sin remedio es que no pueden contestar la pregunta perversa: ‘Si todo es así, ¿por qué no optar por el suicidio?’ Ni Cioran, soberano de las sombras, pudo responder coherentemente tamaño desafío».

CÉSAR ACUÑA: LA CAUSA DE UN SUICIDIO

«Me di cuenta, además, que Denegri vive apartado por completo del mundo de la política, que vendría a ser un ruido indescifrable, una murmuración de multitudes. […] ¿Qué pasaría si oyera hablar a Acuña, leer a Acuña, reflexionar a Acuña? Si Denegri hiciera eso iría directamente al cajón imaginario que yo le invento, sacaría la cápsula mortal que le atribuyo y se la tragaría con la tranquilidad que le aconsejo. Es mejor el cianuro que pensar en Acuña como presidente».

KEIKO FUJIMORI A LA FRANCESA

«Todas las candidaturas del 2016 son de derecha, pero Keiko añade a su continuismo feroz de mala entraña un afán autoritario. […] Mientras más promesas haga Keiko, más habrá que temerle. Como su padre, promete minuciosamente lo que no habrá que cumplir. Es nuestra Marine Le Pen (con padre arrebatado y todo). Si el Perú fuese una nación y no un conjunto de malquerencias, Keiko no sería ni siquiera candidata».

Nota: Por su importancia reproducimos esta nota de lamula.pe

About the Author

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.