Published On: Jue, Dic 18th, 2014

Perú/ Y David le ganó a Goliat: Se hizo justicia para la campesina Máxima Chaupe

maximachaupe(Lamula.pe).-Y, finalmente, David le ganó a Goliat. La campesina Máxima Chaupe y su familia no serán desalojados del terreno que tenían en litigio con la empresa minera Yanacocha. La Sala Penal de Apelaciones de Cajamarca los absolvió de la denuncia por supuesta usurpación que interpuso la minera.

En 1994, Máxima Acuña compró un terreno frente a la Laguna Azul enCelendín, Cajamarca. Ahí formó su hogar. En el 2011, minera Yanacocha pretende adquirir ese terreno pero Máxima se opone. El interés de la empresa se debe a que dicha propiedad tiene una ubicación estratégica: está frente a la Laguna Azul, la cual sería afectada de ejecutarse el proyecto Conga, ya que sería convertida en un tajo abierto. Como Máxima no quiso venderla, la minera la denunció por usurpación u ocupación ilegal de terrenos. Y se fueron al juicio.

«Yo soy propietaria del tragadero grande ‘Las Pozadas’, frente a la Laguna Azul. Pero de un momento a otro Yanacocha llegó diciendo que yo lo había vendido y eso es mentira”, explicó Máxima a LaMula.pe en el 2013.

 

 

Luego de varios procesos de apelación, esta historia llegó a su fin. En agosto pasado, el juez de Celendín, Tony Padilla, sentenció a cuatro integrantes de la familia Chaupe-Acuña a dos años y ocho meses de prisión suspendida. Además, ordenó el pago a favor de la minera de 5 mil 500 nuevos soles. Hoy, 17 de diciembre, la Sala Penal de Apelaciones de Cajamarca decidió absolver a la familia Chaupe-Acuña de la denuncia.

Mirtha Vásquez, abogada de la familia Chaupe-Acuña reaccionó así tras la lectura de la sentencia. «Han declarado inocentes a los integrantes de la familia Chaupe Acuña. Los ha absuelto de todo cargo y ha señalado que no hay pruebas que acrediten lo que la empresa minera venía diciendo: que son unos usurpadores, que le quitaron su terreno, que entraron a su terreno golpeando policías. Todas esas mentiras han caído. No existe ninguna prueba de lo que Yanacocha venía sosteniendo. La justicia se logra gracias a la perseverancia. Lo que ocurría con la familia Chaupe era un acto de injusticia«, dijo a la prensa.

«Quiero agradecer a los jueces de la Sala de Cajamarca por ser imparciales y hacer justicia. Y porque no permiten que a nosotros los campesinos suframos por los representantes de Yanacocha. Ruego a Dios que los cuide. Durante los 4 años que duró el proceso judicial, muchas autoridades me torturaron, difamaron, me han calumniado, me han perseguido. Pero aquí hay buenas autoridades«, dijo Máxima Acuña luego de la lectura de sentencia.

En los años de proceso judicial, Máxima denunció en diversas oportunidades ser víctima de agresión policial. En enero del 2013, aproximadamente 60 agentes de la División de Operaciones Especiales (DINOES) arremetieron contra su propiedad y agredieron a su esposo e hijo.

(Foto de portada: Alexander Luna / Proyecto Guardianes)

About the Author

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.