Published On: Lun, Jul 27th, 2015

Buena salud para viajar

martinSobre la postulación de Susana Villarán a relatora en la ONU. Pocas veces he leído una solicitud de empleo tan desternillante como la presentada por Susana Villarán para el puesto de “relatora especial sobre la violencia contra la mujer”. Sugiero, humildemente, que algún crítico de la izquierda literaria incorpore esta pieza única, maravillosa, a la antología del humor nacional. Estoy seguro que el libro lo publicará el IEP con el financiamiento de la propia ONU. Porque, valgan verdades, si fuera sincera en su currículo, Susana Villarán tendría que decirle a sus futuros empleadores de Naciones Unidas que su gestión como alcaldesa de Lima fue la peor en la historia de la capital. Supongo que los señores de la ONU tendrán en cuenta la profunda incapacidad de una alcaldesa que nos ha hecho perder varios años de desarrollo y descartarán a la postulante a la primera, aunque, pensándolo bien, probablemente opten por contratarla y mudarla a Ginebra con un sueldo de oro. ¡Viva la inclusión social!

Particularmente insuperable es el pasaje en el que el ángel exterminador de Lima sostiene que se encuentra en una época de su vida “con suficiente tiempo” para trabajar como relatora añadiendo que goza de “buena salud para viajar”. Hay que ver como la progresía se reinventa transformando el humo de su gestión en una montaña de falsos logros con el fin de seguir mamando del erario nacional o del sistema internacional. Da igual. El humo, para la izquierda, tiene esta propiedad: genera dinero hasta el fin de los tiempos.

“No estoy interesada en participar en campañas políticas en el futuro”, asegura en su postulación a la ONU la Sra. de la chalina. Esto, por supuesto, constituye una mentira. Acabamos de ver a la lideresa de los restos de Fuerza Social envolviéndose en el manto de la decencia para atacar a sus rivales de siempre: el APRA y el Fujimorismo. Así, derramando lisura, la campeona de la parcialidad (que busca un puesto como relatora en un organismo imparcial) no duda en calificar a Keiko Fujimori y Alan García como “personajes siniestros”.

Supongo que los futuros funcionarios de Naciones Unidas no pueden realizar este tipo de juicios temerarios. Sin embargo, de algo sí estoy seguro: los trabajadores de un organismo internacional no deben apoyar la gestión política de sus promotores por un sentido mínimo de la decencia. Y esto es, precisamente, lo que está haciendo la falsa moralista que es Villarán. Al lustrarle los zapatos a Nadine Heredia, al pasarle la mano y los chocolates Godiva, está pagando el apoyo político del gobierno e intenta, una vez más, reciclarse a como dé lugar. Amigos de todo el Perú: estos son los acusadores de la decencia, he aquí a los campeones de la virtud.

Queridos señores de la ONU: Ya que ustedes preguntan en su propio formulario si la ex alcaldesa es independiente, tendrían que leer sus últimas declaraciones apoyando a Nadine Heredia, bajo investigación en el Parlamento. Y también los calificativos que ha lanzado a dos líderes de la oposición. Con eso, creo yo, basta y sobra para no ofrecerle ni un puesto de becaria en su prestigiosa institución.

About the Author

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.