Published On: mar, Dic 12th, 2017

Almas de Chefs

(Paul Monzón).-Decía el pintor y escultor catalán, Joan Miró (Barcelona, 1893 – Palma 1983) que “El cocinero no es una persona aislada que vive y trabaja sólo para dar de comer a sus huéspedes. Un cocinero se convierte en artista cuando tiene cosas que decir a través de sus platos, como un pintor en un cuadro”.  Y si a ello añadimos algo que no suele ocurrir casi nunca en este competitivo mundo de la gastronomía: que un Chef recomiende y reconozca a un colega suyo,  podemos decir que la nobleza y la “pasta de la cual está hecho”, valga el apelativo, le distingue.

La otra noche leí en Facebook un comentario que me pareció de lo más noble que he visto últimamente. Las palabras son de Luís Arévalo Chef del Restaurante Kena,  y van dirigidas a un colega suyo, Edwin Castro Saona, quien capitanea los fogones del Chifa Doromari, ambos de nacionalidad peruana.

La reseña es de humanidad, compañerismo… Bueno, léanlo ustedes mismos.

 

LUÍS ARÉVALO. CHEF DE KENA

“Anoche cuando me dieron el alta lo primero que se me ocurrió comer (llevaba sin hacerlo desde la noche anterior) fue chifa.

Hace dos semanas coincidí en un encuentro de gastronomía peruana con Edwin Castro Saona, a quien ya conocía de cuando era el cocinero de El Retablo de Kelly de mi querida Kelly Marchena.

Bueno ,ese día Edwin me comentó que había montado su propio chifa y le prometí que pronto iría y anoche al salir del hospital pedí a Mr.Up’s que fuéramos a conocerlo.Guimo venia con nosotros y al escuchar hablar de chaufa se puso a saltar como la Violeta de “La que se avecina”.


Y nada ,fuimos al Chifa Peruano Doromari.


Realmente he quedado sorprendido ,ya no solo por la comida ,que está muy bien y servida en cantidades no aptas para estómagos reducidos ,lo cual tiene su ventaja ya que 3 personas pueden pedir 3 platos diferentes que se pueden compartir y todos felices.Vean las fotos de la sopa fuchifú ,el chaufa con cecina y chorizo amazónico ,el aeropuerto ,el chijaukay ,el pollo con verduras y hasta la tarta de chocolate que no tiene nada de chino pero hay que ver lo rica que está.Me ha gustado mucho la atención puesta en lo que es el servicio de sala ,los camareros correctamente uniformados ,amables ,con una sonrisa en todo momento y pendientes de lo que uno se necesite .El local es amplio ,limpio ,todo en su sitio y bastante cómodo.Tienen en la entrada una barra donde además sirven desayunos con zumo de papaya ,pan con chicharrón y tamalitos.


La verdad es que me gusta conocer compatriotas que tienen muchas ganas de apostar por sí mismos ,sin socios detrás ,arriesgando todo lo que tienen y lo que no ,pero además buscando hacer las cosas bien y eso la verdad es que tiene bastante mérito.
Te deseo todos los éxitos Edwin ,de veras que muy contento por ti. Mucho”

About the Author