Published On: Sáb, Jul 18th, 2015

Alberto Borea: “Keiko nunca ha hecho nada en política, no merece ser presidenta del Perú»

albertoboreaAbogado y político peruano. Diputado por el PPC entre 1985 y 1990. Senador por el mismo partido para el período 1990-1995, que fue interrumpido por el autogolpe del fujimorismo.  Cofundador del Foro Democrático. Propulsor del referéndum contra la reelección de Fujimori.

Fotografía: David Huamaní (La República)

Alberto Borea, Tito para los amigos, es uno de esos políticos de la vieja guardia que ya casi han desaparecido. Aprista a edad temprana y parte del círculo cercano de Haya de la Torre, se integra luego a las filas del Partido Popular Cristiano, donde lo agarra el autogolpe del 92. Autodenominado «adversario de todas las dictaduras», jugó un rol importante en la nefasta década fujimorista desde el Foro Democrático. Hoy está dispuesto a volver a la primera fila de la política para enfrentarse a ese fujimorismo que siempre combatió.
Me contaba hace un momento sobre la época del Foro Democrático, sobre cuánto lo marcó todo ese momento de lucha política. ¿Se considera enemigo del fujimorismo?
Sí, yo soy adversario de todas las dictaduras. Fui adversario de Velasco cuando tenía 16 años. Desde el 3 de octubre de 1968 salí como corresponde a un joven a protestar firmemente a las calles. Naturalmente, era muy joven, pero desde mi militancia con Víctor Raúl Haya de la Torre participé en todo lo que fue necesario para, digamos, desmoronar a la dictadura. Cuando el 92 viene el golpe de Fujimori, yo ya era senador, decidí desde el primer minuto que teníamos que ponernos en la oposición, porque el Perú no puede perder sus libertades.
¿Es posible que un grupo político que instauró una dictadura, como el fujimorismo, aprenda de sus errores, como ha dicho Luis Iberico?
Yo tengo mucho aprecio por Lucho Iberico porque, además, tuvo el inmenso coraje de ser una de las personas que sacó el vladivideo que fue, vamos a decir, la gota que rebalsó el vaso. Pero me parece que en este caso ha hecho una declaración mal llevado por un eventual interés electoral. Yo no creo que el fujimorismo haya aprendido de nada. Tú los ves ahí pretendiendo sostener que en la época de Fujimori no hubo corrupción, que no hubo delitos en contra de los ciudadanos, pretendiendo sostener que un pecado venial que puede existir de Humala, de Toledo o de García es peor que lo que ellos han hecho. El fujimorismo no ha hecho ningún mea culpa. Y ahora, ¿cuáles son sus planteamientos sobre el Perú? ¿Tú viste a Keiko Fujimori presentar un proyecto de ley en los cinco años que fue parlamentaria, tener una sola intervención regular en la que dé un direccionamiento político a la nación? Ya no te hablo del hermano, porque eso es too much…
¿Cómo se explica que después de todo lo que ocurrió en los 90, Keiko Fujimori tenga un núcleo duro de 30 por ciento de intención de voto?
Por varias razones. Para comenzar, no ha habido una continuidad crítica –y en esto tiene alguna responsabilidad el periodismo–en confrontar cada una de sus declaraciones con la verdad; todavía no sabemos de dónde sacó dinero Fujimori para educar a sus cuatro hijos en el extranjero. Esa explicación de Keiko de que “fue mi tía” es similar a eso de “mi amiga me daba la tarjeta”. Y sin embargo, a ella no se le insiste, no se le pregunta…
Además de que toda la familia está prófuga…
Claro, ¿dónde está el tío Aritomi y todos los demás? Pero, ¿conocemos que Keiko Fujimori haya trabajado en algo? ¿Ha producido algo? Tú puedes ser una gran periodista, yo puedo ser un gran abogado, pero a ninguno –no obstante que somos buenos en nuestra profesión– se nos ocurriría, por ejemplo, meternos a una sala de operaciones… En cambio, esta persona que nunca ha hecho nada en política, más que subirse a las rejas de Palacio y enseñar las manos negras durante la época de la Marcha de los Cuatro Suyos, pretende que puede gobernar el país y decidir sobre la nación. ¡De ninguna manera! Yo puedo estar en este momento en lo que los franceses llaman “la reserva patriótica”, no estar activamente en las primeras líneas de la política, pero tendré que regresar como los ciudadanos a los 60 años cuando se presenta una grave crisis en el país. Y yo creo que será una grave crisis el hecho de no tener candidatos que le digan a Fujimori las cosas como son.
Pero además, pareciera que a la gente, a los electores, no les importa el tema de la corrupción…
Todos hablan de corrupción, pero a la hora de votar no toman en cuenta el tema de la corrupción. Por eso he pedido que en el Perú se den clases sobre los vladivideos. RPP ha lanzado una campaña que se llama ‘Fíjate bien por quién vas a votar’. Bueno, fijémonos bien qué hizo esta persona desde el fujimorismo en el poder. Hay que recordar dónde se dictaban las leyes, las sentencias. Cuando un periodista era fastidioso para el régimen, ¿le permitían que siguiera su programa? o, como pasó con Hildebrandt, no solo le volaban filiales sino que lo sacaban del aire. Todo eso lo hemos visto en los vladivideos. Los vladivideos son una lección de cómo funcionan las dictaduras tratándose de esconder en las democracias.
El tema además es que la corrupción se ha generalizado de tal modo que los fujimoristas terminan, incluso, como acusadores.
No, pues, porque –en primer lugar– nadie ha sido tan corrupto como Fujimori. Fujimori, no nos olvidemos, aparece en el ranking de transparencia internacional como el sexto gobernante más corrupto del mundo. Eso no se recuerda. ¿Has escuchado que la prensa diga eso? ¿Has escuchado decir eso a alguno de estos entrevistadores de televisión que se creen los representantes del pueblo y uno se pregunta cuándo obtuvieron los votos para arrogarse esa representación: oiga, pero ustedes hicieron esto y lo otro? ¡No! Pero cuando va la amiga de Nadine, Toledo o García, empiezan a preguntarle hasta 50 años atrás cada papelito que firmaron. Entonces, tú ves ahí un direccionamiento para tratar de hacer que pasen ‘piola’ los fujimoristas.
No se puede dejar de lado el hecho de que hay evidencias de que en los gobiernos de Toledo, García y el actual hubo también corrupción.
Hay hechos de corrupción, sin duda, que se están investigando. Pero, ¿se investigó alguno durante la época de Fujimori? No. Esa es la diferencia entre la democracia y la dictadura. En la dictadura no puedes siquiera buscar la verdad porque si lo haces o te encarcelan o te apresan o te hacen la vida a cuadritos. Ahora, tampoco todo acusado de corrupción es corrupto, pero aquí se genera una suerte de linchamiento mediático casi inmediato sin las pruebas suficientes.
Hay procesos sobre los narcoindultos, Ecoteva, los millones depositados en la cuenta de Ilan Heredia…
Es muy grave que eso ocurra en un sistema democrático y tendrá que ser materia de la campaña electoral, y espero que así lo sea. Sin embargo, nada de eso es comparable a cómo se sentaban con los dueños de los medios a comprar diariamente las portadas con millones de millones o con los jueces a decidir, por ejemplo, en el caso Luchetti que la sentencia iba a favorecer a tal.
Rospigliosi, otro amigo que alguna vez combatió la dictadura, dice que Keiko Fujimori no es responsable de los actos de su padre. 
Bueno, en primer lugar, cualquier persona con más de 18 años ya es ciudadana y tiene la obligación de darse cuenta de lo que sucede en el país. Ella en este momento tiene 40 años y estamos en el 2015, eso quiere decir que el 93 ella adquirió la mayoría de edad. Entonces, ¿no tenía ojos para ver? ¿No se daba cuenta de lo que estaba pasando en el país a los 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24 años…? ¿No se daba cuenta de todo lo que los demás jóvenes se daban cuenta? Los jóvenes del Foro Universitario, por ejemplo. Los jovenes de Manos Limpias…
O no le importó.
O no le importó u ocultaba lo que decía su padre, o era de tal ingenuidad, por no decir otra cosa, que no merece ser presidente de la República. Una persona que no se da cuenta de que se le pasan las tortugas entre las piernas, es difícil que pueda conducir una nación, ¿no?
Usted se ha referido a los futuros ciudadanos, los jóvenes que no vivieron esa época. Pero hay gente que tiene 40, 50, 60 años y dice que podría votar por Keiko. 
Creo que ha faltado firmeza en los que están ahora en la política, que no necesariamente son políticos en el buen sentido del término. Es decir, la política –decía Juan XXIII– es la forma más elevada de la caridad. Pero hay que prepararse para ella. Hoy día llega al escenario político cualquiera. Eso es lo que los italianos llamaron, cuando el desmoronamiento de los partidos en ese país, el cualquierismo. Cualquiera cree que puede ser político, mira el Congreso y te darás cuenta que el cualquierismo está recontra instalado en el Perú.
Algunos dirían que sentenciando a Fujimori a 25 años de prisión, al fujimorismo se le dio «su merecido».
No, no, no. Se le dio a Fujimori una sentencia por sus actos, que –además– a mi criterio, fue una sanción benigna. Él está condenado como persona a 25 años, pero el fujimorismo como movimiento no ha recibido ninguna sanción. El que tiene que sancionarlo es el pueblo con su votación y quienes resultan siendo “los fiscales” del proceso político son los otros protagonistas del proceso político. Ahí tendrían que estar listos a decirle al fujimorismo las cosas como son y no a morderse la lengua.
¿Y por qué nunca sancionamos al fujimorismo? 
Mira, Valentín Paniagua decía una cosa muy interesante. ¿Sobre qué se sostuvo el fujimorismo? Sobre un trípode que era: los sectores empresariales que votaban felices porque era una maravilla lo que les había creado Fujimori, que hasta les hizo una Constitución –que, como sabes, yo no reconozco como tal– para poner al nivel de intocable, de dogma, el tema del liberalismo económico y rebaja los derechos sociales. Entonces, felices esos empresarios que no piensan en la solidaridad ni tampoco en la necesidad de la democracia…
¿Cuáles son los otros dos elementos de ese trípode? 
Las Fuerzas Armadas, que se metieron de pico y patas con las Actas de sujeción, con tipos detestables y deleznables como Hermoza Ríos, quien declara en el juicio por narcotráfico que no era verdad que esa plata viniera del narcotráfico sino que era plata que le entregaron para la guerra contra el Ecuador. O sea… ¡Imagínate tú! Nunca se envileció a las Fuerzas Armadas como en esa época. Y el tercero, fue la prensa. La prensa comprada y la prensa miedosa
Y después de todo eso, Keiko fue la congresista más votada, el 2011 pasó a la segunda vuelta…  
Porque no se ha consolidado la democracia, precisamente porque estos actores del poder siguen teniendo una importancia en el pueblo. El poder económico sigue teniendo poder y condiciona a la prensa. La prensa cada día tiene más poder. Y ese es un tema importante que hay que reflexionar, porque en democracia tienes que mantener dos cosas, el principio de la libertad de prensa, pero a la vez la posibilidad de que la prensa no corte,  no cierre el sistema democrático. Tú no puedes ir a plantear una cosa como la de Correa, pero sí puedes establecer que los medios, especialmente radiales y televisivos, le permitan a los partidos dirigirse directamente a la población 3 horas a la semana sin la intervención de los periodistas que siempre están sesgados…
Esa es una generalización.
Ok, «siempre» es una generalización. Casi siempre. Entonces qué planteo, que en tiempo no electoral esas tres horas a la semana se dividan entre la representación que tiene cada partido en el Congreso, o en la región o en el distrito. Y cuando hay elecciones, por igual entre los que son candidatos para que puedan pasar su mensaje por un medio que utiliza los recursos de la nación, como son las ondas electromagnéticas. Todavía tenemos problemas para afrontar el problema del poder mediátco.
Básicamente, me dice que en este momento el principal problema para la democracia son los medios…
No, no te digo que el principal, te digo que uno de ellos y muy importante y serio es la forma como se comportan los medios.
Y como se comportan los políticos también, ¿no?
Bueno, pero los políticos son muchas veces el resultado de los medios. ¿Quién tiene más publicidad? El que tiene más dinero o el que está más cerca de los que tienen dinero y, en consecuencia, el que no va a resultarles incómodo. El 2011 yo dije a uno de los broadcaster: ¿Por qué no haces una cosa plural para que todos podamos en igual manera explicar nuestro punto de vista? No, me dijo, nosotros pensamos que esto debe estar entre tres: Lourdes, que queremos que gane; Humala, que lo necesitamos como cuco para que Lourdes concentre los votos de centro y de derecha, y -claro- por si acaso García. “Por si acaso…” Al final ganó. En fin, yo pregunté: “Oye, pero Paniagua es un personaje al que el Perú le tiene que estar agradecido”. La respuesta fue: No, porque Paniagua tiene ideas propias. Imagínate esa respuesta.
Entonces, ¿que Keiko esté adelante en las encuestas, también es responsabilidad de los medios?
Es responsabilidad de los que están en la política. No te digo los políticos, te digo los que están en la política. Porque político es Bernales, Ángel Delgado, Aurelio Loret de Mola. Son gente que se ha preparado para la política. Mauricio Mulder es político también. Pero, a ver, pasa revista al Congreso. Gagó, Anicama… ¿Se ha preparado para la política la señora Solórzano?  Entonces, a Keiko nadie le recuerda lo que sucedió y los otros tampoco tienen alternativas. ¿Cuál es el planteamiento del Apra el día de hoy? El Apra perdió toda su identidad con el segundo gobierno de García y toda su sindéresis en el primero, que fue el peor gobierno democrático de la República. El PPC no ha sabido manejarse organizativamente y yo lamento que Lourdes se haya retirado, un tropezón en la vida política lo puede tener cualquiera. Entonces, tienes que los partidos políticos, especialmente estos dos que son ideológicos, no plantean nada.
Ha dicho que mantiene un aprecio por Iberico… 
Y por Rospigliosi también, ah. Pero yo creo que están equivocados…
¿No ve ahí una falta de principios, de consecuencia?
Bueno, Iberico dice: “Si van a votar por mí y yo no hago ningún pacto con ellos, que voten por mí”. Eso es lo que he escuchado.
No, él ha dicho que Fujimori ya aprendió de sus errores. 
Yo no estoy de acuerdo con ellos, yo los critico severamente. Ellos han contribuido seriamente con el país. El tema es pedirles que no borren con el codo lo que han hecho con la mano. Sí, pues, es muy mala señal y por eso invoco a Lucho y Fernando Rospigliosi para que reflexionen.

About the Author

Leave a comment

You must be Logged in to post comment.